Certificado OEKO-TEX GOTS | Calidad y Confort | Orgánico y Natural | Material libre de toxinas

  • Leó

    Son muy bonitos tal cual. Mantas lisas de algodon y suaves. En la foto

  • @Jessica_L

    Son prácticos de poner y quitar, gracias al sistema de cierre con
    cremallera delantera. Muy cómodos para estos primeros meses de vida.

  • María

    Me ha gustado el conjunto es para regalar. Hicieron el paquete de regalo en mi solicitud.

  • lucía

    Excelente tela, muy suave de algodón, los cuerpos se ajustan al cuerpo, queda bien cerrado al cuello. Me encantaron

1 de 4
  • Algodón Orgánico -Certificado por GOTS

    La ropa de algodón orgánico certificada por GOTS es ideal para los bebés porque es suave y libre de químicos dañinos, protegiendo la piel sensible de irritaciones y alergias. Además, el cultivo orgánico conserva la biodiversidad y promueve suelos más saludables, asegurando un mejor futuro ambiental para nuestros hijos. Un beneficio poco común es que estas prendas tienden a ser más duraderas, reduciendo la necesidad de reemplazos frecuentes y fomentando un consumo más sostenible.

  • Certificada Estándar 100 OEKO-TEX

    La ropa certificada Standard 100 por OEKO-TEX para bebés garantiza que cada componente ha sido probado contra sustancias nocivas, asegurando la máxima seguridad para la piel sensible del bebé. Además, esta certificación promueve la transparencia y la trazabilidad en la cadena de suministro, lo que significa que los padres pueden confiar en que están comprando productos de alta calidad y éticos. También ayuda a minimizar el impacto ambiental al fomentar procesos de producción más limpios y sostenibles.

  • Moda Consciente y Sostenible

    La ropa sostenible para bebés, hecha con materiales certificados como algodón orgánico (GOTS), muselina de orgánico, bambú, lino y lana merina, es ideal porque protege la piel sensible de los bebés al ser libre de químicos nocivos. Además, contribuye a la conservación del medio ambiente al reducir el uso de pesticidas y promover prácticas agrícolas responsables. Un beneficio poco común es que estos materiales suelen ser más duraderos y resistentes, lo que disminuye la necesidad de reemplazos frecuentes y fomenta un consumo más consciente. Por último, optar por ropa sostenible apoya a productores que se comprometen con condiciones laborales justas y éticas.